viernes, 6 de abril de 2012

Respuestas con Anderson: "El Estado absolutista"


Respondiendo la Guía de lectura de:

Perry Anderson,  El Estado absolutista en Occidente, Madrid, Siglo XXI, 1979.

1. Diferencias entre la posición de Anderson y la de Marx y Engels sobre el absolutismo.
“Las sucesivas afirmaciones tanto de Engels como de Marx revela que una concepción similar del absolutismo fue, de hecho, un rasgo relativamente permanente en sus obras.”
“La condición fundamental de la antigua monarquía absoluta era el equilibrio entre la nobleza terrateniente y la burguesía.”
“las descripciones hechas por Marx y Engels del absolutismo como un sistema estatal que representa un equilibrio entre la burguesía y la nobleza han parecido con mucha frecuencia plausibles.”
“Sin embargo (…) el fin de la servidumbre no significó por sí mismo la desaparición de las relaciones feudales en el campo.(...) es evidente que la coerción privada extraeconómica, la dependencia personal y la combinación del productor inmediato con los instrumentos de producción, no desaparecieron necesariamente cuando el excedente rural dejó de ser extraído en forma de trabajo o de entregas en especie, para convertirse en renta de dinero.”
“Dicho de otra forma, el Estado absolutista nunca fue un árbitro entre la aristocracia y la burguesía, ni mucho menos un instrumento de la naciente burguesía contra la aristocracia; fue el nuevo caparazón político de una nobleza amenazada.”



2. Causas de la reorganización del Estado feudal luego de la crisis del siglo XIV.
“Las monarquías absolutas introdujeron unos ejércitos y una burocracia permanentes, un sistema nacional de impuestos, un derecho codificado y los comienzos de un mercado unificado. Todas estas características parecen ser eminentemente capitalistas, y como coinciden con la desaparición de la servidumbre, institución nuclear del primitivo modo de producción feudal en Europa”
«El régimen político de la monarquía absoluta es tan sólo la nueva forma política necesaria para el mantenimiento del dominio y explotación feudal en un período de desarrollo de una economía de mercado»”
Con la conmutación generalizada de las cargas por una renta en dinero, la unidad celular de la opresión política y económica del cam­pesinado se vio gravemente debilitada y en peligro de disolu­ción (el final de este camino sería el «trabajo libre» y el «con­trato salarial»). El poder de clase de los señores feudales quedó, pues, directamente amenazado por la desaparición gradual de la servidumbre. El resultado fue un desplazamiento de la coerción política en un sentido ascendente hacia una cima centralizada y militarizada: el Estado absolutista.”

3. Características de los antagonistas de la nobleza: campesinado y burguesía.
la aristocracia tenía que adaptarse a un nuevo antagonista: la burguesía mercantil que se había desarrollado en las ciudades medievales. Ya se ha visto que fue precisamente la intromisión de esta tercera presencia lo que impidió que la nobleza occidental ajustara cuentas con el campesinado al modo oriental, esto es, aniquilando su resis­tencia y encadenándolo al señorío.”
Durante la depresión feudal se desarrollaron importantes industrias urbanas, tales como del hierro, el papel y los textiles. Considerada a distancia, esta vitalidad económica y social actuó como una interferencia objetiva y constante en la lucha de clases por la tierra, y bloqueó cualquier solución regresiva que pudieran darle los nobles.”
Así, cuando los estados absolutistas quedaron constituidos en Occidente, su estructura estaba determinada fundamentalmente por el reagrupamiento feudal contra el campesinado, tras la disolución de la servidum­bre; pero estaba sobredeterminada secundariamente por el auge de una burguesía urbana qué tras una serie de avances técnicos y comerciales estaba desarrollando ya las manufacturas preindustriales en un volumen considerable”
El orden estatal siguió siendo feudal mientras la sociedad se hacía cada vez más burguesa». La amenaza del malestar campesino, tácitamente constitutiva del Estado absolutista, se vio así acompañada siempre por la pre­sión del capital mercantil o manufacturero dentro del conjunto de las economías occidentales, para moldear los contornos del poder de la clase aristocrática en la nueva era. La forma pecu­liar del Estado absolutista en Occidente se deriva de esta doble determinación.”

4. Papel del resurgimiento del derecho romano en el concepto de propiedad y en la relación entre el rey y los súbditos.
El resurgimiento del derecho romano, uno de los gran­des movimientos culturales del período, correspondía ambigua­mente a las necesidades de las dos clases sociales  cuyo poder y categoría desiguales dieron forma a las estructuras del Estado absolutista en Occidente.”
Económicamente, la recuperación e introducción del dere­cho civil clásico favoreció, fundamentalmente, el desarrollo del capital libre en la ciudad y en el campo, puesto que la gran nota distintiva del derecho civil romano había sido su concep­ción de una propiedad privada absoluta e incondicional”
En las mismas ciuda­des, había crecido espontáneamente durante la Edad Media un derecho comercial relativamente desarrollado. En el seno de la economía urbana, el intercambio de mercancías había alcanzado un considerable dinamismo en la época medieval y, en algunos aspectos importantes, sus formas de expresión legal estaban más avanzadas que sus mismos precedentes romanos: por ejem­plo, en el derecho protomercantil y en el derecho marítimo.”
La superioridad del derecho romano para la práctica mercantil en las ciudades radica, pues, no sólo en sus claras nociones de propiedad absoluta, sino también en sus tradiciones de equidad, sus cánones racionales de prueba y su hincapié en una judicatura profesional, ventajas que los tribunales consuetudinarios normalmente no eran capaces de proporcionar.”
a escala europea, el determinante principal de la adopción de la jurisprudencia romana radica en el giro de los gobiernos monárquicos hacia el incremento de los poderes centrales. Hay que recordar que el sistema legal romano com­prendía dos sectores distintos y aparentemente contrarios: el derecho civil, que regulaba las transacciones económicas entre los ciudadanos, y el derecho público, que regía las relaciones políticas entre el Estado y sus súbditos.”
Resurgimiento del Derecho Romano.
1.        Derecho Civil: regula las relaciones económicas entre ciudadanos.
2.        Derecho Público: regula las relaciones entre el Estado y sus súbditos.

5. Innovaciones institucionales del Estado absolutista:
las innovaciones institucionales que anun­ciaron y tipificaron su llegada: ejército, burocracia, impuestos; comercio, diplomacia”

a. ejército. Especificidad de los ejércitos de la época; guerra y riqueza; funciones internas y externas; la profesionalización del ejército, y su especialización. Su ampliación hasta el alcance “nacional” del ejército.
Se ha señalado con frecuencia que el Estado absolutista echa los cimientos del ejército profesional, que creció inmensamente en tamaño con la revolución militar introducida en los siglos XVI y XVII por Mauricio de Grange, Gustavo Adolfo y Wallenstein (instrucción y línea de infantería por el holandés, carga de caballería y sistema de pelotones por el sueco, mando único vertical por el checo).
La específica racionalidad económica de la guerra en esa formación social es la maximización de la riqueza”
La nobleza fue una clase terrateniente cuya profesión era la guerra: su vocación social no era un mero añadido externo, sino una función intrín­seca a su posición económica.”
Para Maquiavelo (…) «Un príncipe, pues, no debe tener otro objeto ni otro pensamiento, ni cultivar otro arte más que la guerra, el orden y la disciplina de los ejércitos, porque éste es el único arte que se espera ver ejercido por el que manda»”

b. burocracia civil: orígenes sociales de los funcionarios; mecanismos de ingresos;
Al mismo tiempo, sin embargo, la burocracia del Renacimiento era tratada como una propiedad vendible a individuos privados: importante confusión de dos órdenes que el Estado burgués siempre ha mantenido diferenciados. Así, el modo de integración de la nobleza feudal en el Estado absolutista que prevaleció en Occidente adoptó la forma de “adquisición de cargos””.

La burocracia es inherente al concepto del Estado. Para subvencionar los gastos del estado, cobra impuestos y se crea la venta de títulos nobiliarios, lo cual permite a los burgueses introducirse en la nobleza y crecer en poder, y participar en la burocracia.

c. impuestos: los impuestos reales; su significación con respecto a la nobleza y a los campesinos;
el pri­mer impuesto regular de ámbito nacional establecido en Fran­cia, la taille royale, se recaudara para financiar las primeras unidades militares regulares de Europa”
“A mediados del siglo XVI, el 80 por 100 de las rentas del Estado español se destinaban a gastos militares.”
La transición económica de las prestaciones en trabajo a las rentas en dinero vino acompañada, en Occidente, por la aparición de impuestos reales para financiar la guerra que, en la crisis feudal de finales de la Edad Medía, ya fueron una de las principales causas de los desperados levantamientos campesinos de la época.”


d. el mercantilismo. Mercado interno, exportaciones, intervención estatal en la economía, guerra;
el mercantilismo exigía la supresión de las barreras particularistas opuestas al comercio dentro del ámbito nacional, esforzándose por crear un mercado interno unificado para la producción de  mercancías.”
Al pretender aumentar el poder del Estado en relación con los otros estados, el mercantilismo alentaba la exportación de bienes a la vez que prohibía la de metales preciosos y de moneda, en la creencia de que existía una cantidad fija de comercio y de riqueza en el mundo.”

Se desarrolla el mercantilismo, impulsado directamente por el estado. Se cree que la riqueza no se genera, sino que se acumula. Esto hace que se comercie con diferentes artículos, excepto los metales preciosos, los que hay que acumular.



e. diplomacia: dinastía y Estado (matrimonios);  relación con la "expansión" feudal.
Su otro gran esfuerzo se dirigió a la diplomacia, que fue uno de los grandes inventos institucionales de la época, inaugurado en la reducida área de Italia en el siglo XV, institucionalizado en el mismo país con la paz de Lodi, y adoptado en España, Francia, Inglaterra, Alemania, y toda Europa en el siglo XVI. La diplomacia fue de hecho la indeleble marca de nacimiento del Estado renacentista.”
la Europa renacentista produjo, por vez pri­mera, un sistema formalizado de presión e intercambio inter-estatal, con el establecimiento de la nueva institución de las embajadas recíprocamente instaladas en el extranjero, cancillerías permanentes para las relaciones exteriores y comunicaciones e informes diplomáticos secretos, protegidos por el nuevo concepto de extraterritoriedad.”
«La primera obligación de un embajador es exactamente la misma que la de cualquier otro servidor del gobierno, esto es, hacer, decir, aconsejar y pensar todo lo que sirva mejor a la conservación y engrandecimiento de su propio Estado.»”
la última instancia de legitimidad era la dinastía y no el territorio. El Estado se concebía como patrimonio del monar­ca y, por tanto, el título de su propiedad podía adquirirse por una unión de personas: felix Austria. El mecanismo supremo de la diplomacia era, pues, el matrimonio, espejo pacífico de la guerra”
“Las maniobras matrimo­niales, menos costosas como vía de expansión territorial que la agresión armada, proporcionaban resultados menos inmediatos (…) De ahí que el largo rodeo del matrimonio condujera directamente y tan a menudo al corto camino de la guerra.”

Desarrollada para evitar la guerra porque eran muy costosas y de esta forma poder mantener un control interno más fuerte. Para la relación entre Estados equiparados. Implica un crecimiento de la burocracia.


6. Acción del estado absolutista en pro de las burguesías mercantil y manufacturera; límites de esa acción.
La aparente paradoja del absolutismo en Occidente fue que representaba fundamentalmente un aparato para la protección de la propie­dad y los privilegios aristocráticos, pero que, al mismo tiempo, los medios por los que se realizaba esta protección podían asegurar simultáneamente los intereses básicos de las nacientes clases mercantil y manufacturera.”
“El Estado absolutista suprimió un gran número de barreras co­merciales internas y patrocinó aranceles exteriores contra los competidores extranjeros”
“Proporcionó al capital usurario inversiones lucrativas, aunque arriesgadas, en la hacienda pública (…) Movilizó la propiedad rural por medio de la incautación de las tierras eclesiásticas: disolución de los monasterios en Inglaterra. Proporcionó sine­curas rentables en la burocracia (…) Patrocinó empresas coloniales y compañías comerciales: al mar Blanco, a las Antillas, a la bahía de Hudson, a Luisiana.”
“el Estado absolutista realizó algunas funciones parciales en la acumulación originaria necesaria para el triunfo final del modo de producción capita­lista. Las razones por las que pudo llevar a cabo esa función «dual» residen en la naturaleza específica de los capitales mer­cantil y manufacturero, como ninguno de ellos se basaba en la producción en masa característica de la industria maquinizada propiamente dicha, tampoco exigían una ruptura radical con el orden agrario feudal que todavía encerraba a la vasta mayoría de la población”
En la lucha contra sus rivales, todas las monarquías te­nían, pues, un gran interés en acumular metales preciosos y promover el comercio bajo sus propias banderas. (…) La centralización económica, el proteccionismo y la expansión ultramarina engrandecieron al último Estado feudal a la vez que beneficiaban a la primera burguesía.”


7. Sentido de la siguiente afirmación de Anderson: "la dominación del Estado absolutista fue la dominación de la nobleza feudal en la época de transición al capitalismo".
Era un Estado basado en la supremacía social de la aristocracia y limitado por los imperativos de la propiedad de la tierra. La nobleza podía depositar el poder en la monarquía y permitir el enriquecimiento de la burguesía, pero las masas estaban todavía a su merced. En el Estado absolutista nunca tuvo lugar un desplazamiento «político» de la clase noble.”
“Ejército, burocracia, diplomacia y dinastía formaban un inflexible complejo feudal que regía toda la maquinaria del Estado y guiaba sus destinos. La dominación del Estado absolutista fue la dominación de la nobleza feudal en la época de la transición capitalismo. Su final señalaría la crisis del poder de esa clase: la llegada de las revoluciones burguesas y la aparición del Estado capitalista.”



El Estado absolutista según Anderson es “El aparato reorganizado y potenciado de la dominación feudal”
Marca quiebres y continuidades.
Continuidad:
b)       Sigue habiendo relación de servidumbre.
c)       El poder político y económico sigue concentrado en los señores.
d)       La coerción sigue siendo extra económica.
Diferencias (quiebre):
e)       Conmutación de cargas. Los pagos se hacen en moneda. No tanto en trabajo ni en especie.
f)        Crecimiento de las ciudades.
g)       Crecimiento de la burguesía, las personas que se dedican al mercadeo. Todo esto sigue siendo servicial a la nobleza.
h)       Resurgimiento del Derecho Romano.
1.        Derecho Civil: regula las relaciones económicas entre ciudadanos.
2.        Derecho Público: regula las relaciones entre el Estado y sus súbditos.





Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada